¡Abajo el pensamiento!