Aforismos

Selección aforismos del libro Magia gris

La tendencia del mundo en dos aberraciones: cada vez más opciones y menos criterios.

♦♦♦♦

Solamente os arrepentís cuando llegáis a las manos y sois noqueados. Entonces recordáis, tarde, siempre tarde, mis cobardes advertencias.

♦♦♦♦

Lo que más sistemáticamente regala la vida son días… llamadlo posibilidades, llamadlo decrepitud.

♦♦♦♦

La meta es el camino.

♦♦♦♦

Ya sabía era un encantador de serpientes. Tan sólo me sorprendió la ingente cantidad de reptiles.

♦♦♦♦

El vencedor no sólo gana sino que se apropia de lo único que le queda al vencido, la derrota.

♦♦♦♦

Que apenas pueda recordar por qué decidí quedarme es el mejor argumento que puedo ofrecer para seguir aquí.

♦♦♦♦

No me importa porque desaparecieron los dinosaurios, sino porque “todo eso” no pudo pasar ni antes ni después.

♦♦♦♦

Lo halagable es material exigiendo a gritos su putrefacción.

♦♦♦♦

Si quieres que algo que no es de todos no sea de todos, responsabiliza a todos para que sea de todos, para que entre todos lo hagamos imposible.

♦♦♦♦

Ya hemos conseguido mayor nivel de formación en el que “no sabe, no contesta”, que en el que contesta lo que sabe.

♦♦♦♦

La inteligencia, mucho más propensa a perder el tiempo en estupideces que la estupidez.

♦♦♦♦

La necesidad es un anciano del que hay que saber aprender y el deseo es un   niño al que hay que saber educar.

♦♦♦♦

Lugares comunes: cárceles de lujo donde practicar impunemente adocenamiento e irresponsabilidad.

♦♦♦♦

Anestesió el sufrimiento sufriendo por placer.

♦♦♦♦

Autodestrucción como consagración del rencor a uno mismo.

♦♦♦♦

Elogios para nuestro sistema por haber alcanzado la invisibilidad de la complacencia con la estafa, el blanqueo y la malversación de fondos públicos.

♦♦♦♦

Afortunadamente todo queda resumido en un epitafio sin posteridad.

♦♦♦♦

“¡No te muevas!” le dice el pomo al pestillo.

♦♦♦♦

El narcótico de la costumbre me distrae de la ebriedad de los desalmados.

♦♦♦♦

Soy de los que tienen más brazos que mangas. Dos más.

♦♦♦♦

Es como las estrellas muertas. Solamente alumbra si muy lejos.

♦♦♦♦

Toda esta ingrata historia es la del cerebro intentando emanciparse del cuerpo.

♦♦♦♦

Es difícil que apreciemos la esencia de la Naturaleza, esa crueldad desapasionada que nada sabe de mezquindades.

♦♦♦♦

Aristóteles predijo que la escritura iba a atrofiar la cabeza. ¡Cuánta sinrazón tenía!

♦♦♦♦

¡Qué no le hablen de nacionalismos a un nómada de lo sedentario!

♦♦♦♦

La metódica paciencia del pescador, el pundonor exquisito del matarife… en todo crimen cohabita la eficiencia.

♦♦♦♦

Ante la intransigencia del semáforo, el diálogo de la rotonda.

♦♦♦♦

Selección aforismos del libro Magia gris

Selección 1 de aforismos del libro Magia gris

Lo que entendemos por sinceridad no es más que una convención de apariencia de sinceridad.

♦♦♦♦

Cuando el rencor ya no cabe, asesinos. Para evitarlo, consensuamos con ese inquilino ampliar sus dependencias.

♦♦♦♦

Era emocional y se indignó su “dedicación” cuando no se la remuneraron de acuerdo con un baremo que solamente él conocía. Aun así, a las personas emocionales les incomoda reconocer no solamente que sus emociones tienen precio, sino que lo quieren poner ellos.

♦♦♦♦

La apariencia lo es todo. Excepto si te conformas con ver la apariencia de la apariencia.

♦♦♦♦

¡Cuántas veces en la negociación económica de una ruptura matrimonial se intenta cobrar todo lo que se hizo por amor! ¿No sería más lógico cobrar lo que se tuvo que hacer sin amor?

♦♦♦♦

La venganza sutil pasa desapercibida. Solitario disfrute de sibaritas.

♦♦♦♦

Era tal su predisposición a sí mismo que ni tras su discurso se percató de nuestra sordera.

♦♦♦♦

Para sobrevivir en sociedad hay que saber ser sinceramente insincero. Y sí, nos exigirán sinceridad, pero con sincera insinceridad.

♦♦♦♦

Se consideraba a sí mismo un “vengador justiciero”. Interesante combinación de soberbia y desprecio.