Agustín de Foxá y el honor

Un día en Santiago de Chile, Agustín de Foxá dijo: «En España, entonces, la gente moría por honor», a lo que alguien le contestó: «Pues en Chile se muere por la democracia». Foxá, sin inmutarse, miró al exaltado y replicó: «Ya, pero eso es como morir por el sistema métrico decimal».