Álvaro d'Ors y el derecho

«Yo creo que es mejor olvidarse del concepto protestante de «derecho subjetivo» (me remito a Michel Villey), porque el mismo endiosamiento del «sujeto» como ombligo del derecho es una culminación protestante imputable a Kant, para quien la persona no era lo suficientemente abstracta que él necesitaba, para dar paso, sin él saberlo, a la futura liquidación del mismo «sujeto» por Kelsen, que lo redujo a «centro de imputación normativa»».

Álvaro d’Ors y Pérez-Peix, ‘Para una metahistoria jurídica’ (1987)