“… Chacune de mes oeuvres, chacun des plans de moi-même, chacune des floraisons glacières de mon âme intérieure bave sur moi”. “… Cada una de mis obras, cada plano de mí mismo, cada florecimiento glaciar de mi alma interior echa su baba sobre mí”. Antonin Artaud.

La baba a la que hace referencia A. Artaud ¿era la baba del enfermo, la baba de la senilidad o, por contra, era la baba del niño recién nacido? Por mi parte, la palabra “florecimiento” me indica que cada una de sus obras era una natividad… eso sí, dolorosa como un parto.