Augusto Roa Bastos y el victimismo

«Nada destruye tanto la lucidez como la autocompasión y la obsesión de la desdicha».