Blog Críticas de cine

El ángulo ciego

Críticas de cine

Críticas

El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962

El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962

El cabo del terror, la de 1962, la buena, es una película en la que se plantea el dilema de la capacidad de defensa de la sociedad ante el acoso, pero sin las huecas florituras posmodernas, sino de forma descarnada, tocando hueso.

El enfrentamiento entre el abogado Sam Bowden (Gregory Peck) y el ex-presidiario Max Cady (Robert Mitchum) nos plantea, a través de la gran actuación de sus actores, a un hombre de ley (para más inri abogado) que, a pesar del acoso al que se ve sometido, no tiene miedo de defender el entorno social que pone en riesgo Max Cady, básicamente con su presencia, pero sabiendo desde el primer momento que su aparente calma esconde a un hombre violento, con un obsesivo deseo de venganza, venganza que debe culminarse violando a la hija de Sam Bowden,

No hay sentimentalismos ni víctimismos, todos los personajes, incluida la hija, asumen la situación y, cada uno con sus armas, se enfrentan a ella. La Ley los protege hasta el límite que la propia Ley se impone, que no es otro que el de que no se puede acusar a nadie por presuponerle intenciones de hacer algo ilegal, por muy evidente que éstas sean. Es en esa frontera en la que se desarrolla la acción, y lo hace a la manera del mejor cine, o sea, mediante una planificación cinematográfica tan sólida como paciente, permitiéndonos involucrarnos y hacernos sentir «dentro» de la tensión, de manera que nos veamos abocados a sopesar que haríamos nosotros en una situación similar.

El desenlace, la toma de posición de la película, no puede ser más atractiva, más realista y no es otra que la de que un ciudadano tiene derecho a defender su vida y a las personas que forman parte de su vida, de la venganza y del miedo.

El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962
El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962
El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962
El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962
El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962

Si Max Cady no teme infringir la Ley, Sam Bowden no teme a los hombres que no temen infringir la Ley.

El cabo del terror dirigida por J. Lee Thompson, 1962

Un marido de ida y vuelta dirigida por Luis Lucía Mingarro, 1957

Un marido de ida y vuelta dirigida por Luis Lucía Mingarro, 1957

Si los americanos hubieran podido, y si la hubieran visto, habrían comprado los derechos de «Un marido de ida y vuelta» para hacer la versión americana, con Henry Ford, Katharine hepburn y James Stewart, dirigida por George Cukor.

Un guión impredecible, sorprendente, sutil, inteligente y ágil (de Jardiel Poncela, por supuesto).

Se demuestra que en 1957, en España, se podían contar muchos tipos de historias, en este caso la historia de un trío, dos hombres enamorados de la misma mujer (Emma Penella) que acaban compartiéndola eternamente.

Excelentes tanto actores principales como secundarios, destacando la formidable actuación de Fernando Fernán Gómez y Fernando Rey.

Crítica feroz a la mujer superficial, caprichosa y dominante que, por contra, maneja a su antojo a sus amantes.

Una película donde el surrealismo tiene fundamento, está anclado en la realidad, se burla de ella.

Si resulta difícil saber acabar una historia como esta, sin duda el final de la película supera las expectativas.

Un marido de ida y vuelta dirigida por Luis Lucía Mingarro, 1957
Un marido de ida y vuelta dirigida por Luis Lucía Mingarro, 1957
Un marido de ida y vuelta dirigida por Luis Lucía Mingarro, 1957

Apocalypse Now dirigida por Francis Ford Coppola, 1979

Apocalypse Now dirigida por Francis Ford Coppola, 1979

El hilo conductor de Apocalypse Now es el lema «Roma no paga a traidores».

La iluminación de esta película se nutre del barroco español.

El ejército vietnamita del Coronel Kurtz (Marlon Brando) recuerda a la sociedad de los indígenas precolombinos.

El capitán Willard (Martin Sheen) vuelve al mundo normativo porque Kurtz le pide que entregue sus escritos a su hijo. Es Kurtz quien salva a Willard, no Willard a Kurtz.

Para Kurtz es más importante salvaguardar sus escritos que ganar su propia guerra. Es más importante la ética que la moral.

Apocalypse Now dirigida por Francis Ford Coppola, 1979
Apocalypse Now dirigida por Francis Ford Coppola, 1979
Apocalypse Now dirigida por Francis Ford Coppola, 1979
Apocalypse Now dirigida por Francis Ford Coppola, 1979

Churchill dirigida por Jonathan Teplitzky, 2017

Churchill dirigida por Jonathan Teplitzky, 2017

Churchill, dirigida por Jonathan Teplitzky y basada en un guión del historiador (obcecadamente anglófilo) Alex von Tunzelmann, se nos plantea (así lo advierte en sus entrevistas el director) como la merecida hagiografía a uno de los líderes más destacados de la II Guerra Mundial… lo cual resulta extraño porque lo que vemos en la pantalla es un hombre en permanente estado de zozobra y agarrotado por el recuerdo del brutal fracaso inglés en la batalla de Gallipoli (I Guerra Mundial), oponiéndose con tanto ahínco como ausencia de éxito, a la estrategia militar planteada por los norteamericanos como nuevos dueños de la guerra, limitándose a la labor de mantener la moral de la población mediante sus discursos y su icónica presencia.

Película para mayor honra, aunque ridícula visto lo que se nos muestra, del desaparecido Imperio británico, que hubiera resultado interesante si en lugar de intentar hacernos creer que esos largos y edulcorados planos (tanto generales -¿la soledad del líder?- como primeros planos -¿la conciencia del líder?-) hubieran estado al servicio de un proyecto intimista que reflejara el peso y los efectos de la culpa (250.000 bajas contra los turcos en 1915), el duro tránsito a la vejez y a la decadencia que la misma conlleva.

Los actores se lucen, lástima que la empresa sea engañosa y vacua.

Perdiendo el Norte dirigida por Nacho García Velilla, 2015

Perdiendo el Norte dirigida por Nacho García Velilla, 2015

Perdiendo el Norte, dirigida por Nacho García Velilla, excelente director que vendría a ser lo que antaño denominábamos «un buen artesano», esos que son etiquetados como comerciales y que con el tiempo es rescatada su sobria solvencia, contiene la estilizada sal gorda de Billy Wylder y un fresco humor castizo, sin alharacas ni mutantes desvaríos posmodernos, tan pertinaces en el cine, tan exitoso como vacuo, almodovariano.

Una comedia (brillante puesta al día de la no menos brillante Vente a Alemania, Pepe), donde se contrasta que Alemania (¡vivan los protestantes!) es un capitalismo más duro, más cruel, que el español.

Un porreta con barretina (guiño tramontanés y daliniano), turcos enseñando alemán a españoles, una clase media que quiere ser lo que no es y acaba siendo lo que es, un veterano de la emigración dispuesto a morir (olvidar) con las botas puestas, un turco estéril, en fin, un lugar esa hostil Alemania donde «La generación perdida…, generación que iba a vivir mejor que sus padres y a acabado peor que sus abuelos» acaba asumiendo, igual que sus abuelos que «…emigrar y engañar a la familia viene a ser lo mismo».

Excelentes actores y excelentes interpretaciones, donde destacan Julián López, Miki Esparbé y José Sacristán.

Julián López en Perdiendo el Norte dirigida por Nacho García Velilla, 2015

Julián López, el Jack Lemmon español.

Miki Esparbé en Perdiendo el Norte dirigida por Nacho García Velilla, 2015

Miki Esparbé, el fumeta que ve el mundo al revés de lo que es.

José Sacristan en Perdiendo el Norte dirigida por Nacho García Velilla, 20155

José Sacristán, impecable en su personaje del español irreductible lúcidamente anclado en la trituradora alemana.