Carl Schmitt y España

«[…] La guerra de liberación nacional de España es una piedra de toque. En la lucha mundial de hoy, España fue la primera nación que se reafirmó por sus propias fuerzas, de tal forma que, ahora, todas las naciones no comunistas tienen que acreditarse en este aspecto frente a España».

«En el siglo XIX surgió el hábito de hablar con la mayor naturalidad del «Estado» de los atenienses y romanos y del «Estado» de la Edad Media y de los aztecas. Los errores a que ello dio lugar fueron peores que hablar del Estado de las abejas u hormigas».