Cerca de la orilla donde vive el río la última apoteosis busco un sentido en el viento que anochece una fisura en la noche que me permita saber lo que entiendo y lo que no. Diferenciarlo. En medio del río viro el barco en redondo y ruge la combustión a gas-oil del viejo motor alemán. Viro el barco en redondo una y otra vez una y otra vez llenando de ciegos gemidos el cielo. Estoy loco y él asiente y discrepa, asiente y discrepa. La noche enciende sus hogueras negras, sus llamaradas de calor invisible, su ley oscura. Y ahora que todo es impalpable todo se presiente ya no hay orillas ni necesidad de orillas ni riscos, ni agua tal como la entendemos, ni sentido alguno que dar a nada. El barco a la deriva y el timón precisa una orden y yo aun no sé si sé darla, si puedo darla, si quiero darla.   de El libro de las tentativas (otros poemas de El libro de las tentativas)
Cerca de la orilla donde vive el río de El libro de las tentativas