Cogito ergo sum Viñeta filosófica nº 6