Ladislav Záborský nació el 22 de enero de 1921 en el pequeño pueblo de Tisovec.

Estudió en la escuela primaria de Banská Bystrica, donde su profesor de dibujo Krákora se fijó en él y lo recomendó para continuar sus estudios. Luego asistió a la Universidad Técnica Eslovaca en Bratislava, al Departamento de Dibujo y Pintura donde le enseñaron personalidades como Ján Mudroch, Gustáv Mallý y Martin Benka.

Tras finalizar sus estudios universitarios se desempeñó como profesor de dibujo y geometría descriptiva en el liceo de Martin. Solía ​​contarles a sus alumnos acerca de su fe. Eventualmente, fue arrestado por sus actividades religiosas.

Aunque no hubo acusación ni sentencia en su caso, fue condenado a siete años de prisión. Experimentó interrogatorios, intimidaciones, exigencias de condiciones carcelarias y también amenazas. Pasó cinco meses en una celda solitaria donde escribió treinta poemas que describen sus sentimientos y habla con Dios. Es una especie de crónica suya desde la cárcel. Después de cumplir la mitad de su condena, fue puesto en libertad condicional. Cada evento que lo había tocado de alguna manera apareció más tarde en su trabajo.

Siempre ha creído en Dios, por lo que su trabajo a menudo estuvo influenciado por el evangelio. En 1958 creó una de sus pinturas más famosas llamada “Snímanie Krista z kríža” (Descendimiento de la cruz) que simbolizaba su regreso de la “cruz”, en realidad de la prisión.

Sin embargo, cuando finalmente fue liberado, se vio afectado por las consecuencias de la persecución; no podía involucrarse en la sociedad y sus oportunidades laborales eran mínimas, por lo que ilustraba libros para niños y aplicaba su mente a la pintura de paisajes.

Durante el período de normalización decoró 25 iglesias con las Estaciones de la Cruz. Entre los años 1968 y 1969 vivió en Francia con su familia y estudió arte sacro – arquitectura y decoración interior de iglesias. Su misión en la vida es difundir alegría, optimismo cristiano y creencia religiosa en la vida eterna. Por tanto, su obra pertenece a ese tipo de arte que tiene su profundidad y lleva un mensaje determinado.