Louise Bourgeois (25 de diciembre de 1911 – 31 de mayo de 2010),​ fue una artista y escultora francesa nacionalizada estadounidense. Conocida por sus esculturas de arañas, que le valió el apodo de «Mujer Araña», es una de las artistas más importantes del arte contemporáneo.​ Su escultura arácnida más grande se titula Maman y ha sido exhibida en numerosos lugares del mundo, con una altura de más de 9,27 metros.​

En la década de 1940, después de haberse mudado a Nueva York con su esposo, Robert Goldwater, se inclinó por la escultura.

Reconocida como fundadora del Arte Confesional,​ sus trabajos hacen referencia a la figura humana, y sus fragmentos, expresando temas como la traición, la ansiedad y la soledad. Su trabajo era puramente autobiográfico y estaba inspirado en su trauma de la infancia causado por el descubrimiento del amorío entre su padre y su niñera.​

Bourgeois nació el 25 de diciembre de 1911 en París, Francia.​ Fue la tercera de los cuatro hijos de Josephine Fauriaux y Louis Bourgeois.​ Sus padres eran dueños de una galería especializada en tapices antiguos. Unos años después de su nacimiento, la familia se mudó fuera de París y estableció un taller de reparación de tapicería debajo de su departamento en Choisy-le-Roi, en donde restauraban diseños desgastados por el tiempo.​​

En 1924 su padre, un tirano mujeriego, tuvo múltiples amoríos, incluyendo a la maestra y niñera de sus hijos​. De acuerdo a Bourgeois, su madre Josephine, “una persona inteligente, paciente y calculadora” estaba al tanto de la infidelidad de su esposo, pero le fue más fácil ignorar el asunto. Bourgeois, considerada una pequeña niña alerta, almacenaba sus memorias en diarios.​

De niña, Bourgeois nunca pudo colmar las expectativas de su padre debido a su falta de habilidad. Finalmente, llegó a adorarla por su talento y espíritu pero sin embargo el cariño no era mutuo. Ella continuaba odiándolo por su temperamento explosivo, actitud dominante en el hogar y burlas.​

En 1930, Bourgeois entró en La Sorbona a estudiar Matemáticas y Geometría, materias que le atraían por su estabilidad.​​ Louise aseguraba: «Mi única forma de obtener paz mental era mediante el estudio de leyes que nadie podía cambiar.»​

Su madre falleció en 1932, mientras Bourgeois continuaba en la escuela, la muerte de Josephine la inspiró a dejar las Matemáticas y comenzar a estudiar Arte. Su padre consideraba a los artistas modernos como derrochadores y rehusó apoyarla. Louise continuó estudiando, se inscribió a clases en donde eran necesarios traductores de inglés, de esta manera no pagaba matrícula. En una de estas clases fue Fernand Léger quien vio su trabajo y le dijo que era escultora, no pintora.​

Bourgeois se graduó en La Sorbona en 1935, y continuó estudiando en la Académie de la Grande Chaumière, de 1937 a 1938, y en otras escuelas como la Escuela del Louvre y la École des Beaux-Arts. Durante el tiempo que estuvo inscrita en la École des Beaux-Arts, utilizó las infidelidades de su padre como inspiración. Descubrió que su impulso creativo se encontraba dentro de los traumas y tensiones de su infancia.​

 

 

Fuente | Wikipedia