Noël-Nicolas Coypel (17 de noviembre de 1690-14 de diciembre de 1734) fue un pintor francés.

Hijo de Noël Coypel y medio hermano de Antoine (que era 30 años mayor que él), Noël Nicolas fue un pintor clásico del barroco tardío, y a menudo es considerado por los historiadores como el componente más talentoso artísticamente de toda la familia Coypel.

Aprendió los elementos de la pintura de su padre y, aunque la perdió cuando tenía sólo 15 años de edad, siguió la vocación por el arte de la pintura. La perfección de su personalidad como artista y de su indudable talento se debe también a los asiduos estudios a los que se aplicó tenazmente, así como a profundas reflexiones sobre los maestros del pasado y sobre la técnica compositiva.

Antes de pintor Noël Nicolas era por lo tanto un hombre educado. Ganó varias veces el Premio de la Real Academia, y, a finales de 1716, llegó a él, hasta que, en 1720, no fue aceptado oficialmente como miembro, en el momento en que su hermano Antoine era su rector. La obra que abrió las puertas de la prestigiosa institución fue una pintura titulada «Neptuno secuestra a la ninfa Amimone».

Esta pintura fue recibida con aplausos y ayudó a consolidar su reputación. Pero Noël buscaba constantemente oportunidades para darse a conocer y ser apreciado, prestando mucha más atención a la fama y el reconocimiento que a la compensación. De hecho, pintó la capilla de la Virgen en la Iglesia de San Salvador ofreciéndose a hacerlo sin remuneración alguna. El trabajo es notable y la concepción compositiva de las pinturas del techo parece reflexiva, compleja y amplia.

Para los Frailes Minimi de Piazza reale pintó un episodio de la vida de San Francisco de Paula, que fue considerado su mejor obra. Al mismo tiempo hizo dos pinturas para la Capilla secreta de la Sorbona, un San Antonio y un San Hilario. Además, en el coro de la Iglesia de Saint Jean – en-Grève se colocó una pequeña pintura suya: «Danza de Herodías para Herodes».

El rey también tenía, en Versalles, su «Gloria de Los Ángeles» y, en el Oratorio de la Reina, estaba su «Natividad», así como en la residencia del Gran Maestre de la corte estaba presente otro de su pintura: «Arión llevado por un delfín».

En 1733 fue nombrado profesor por la Academia y tuvo entre sus estudiantes a Jean Siméon Chardin, pero su carrera docente no duró mucho. Al año siguiente, debido a un simple accidente doméstico, Noël Nicolas perdió la vida a los 43 años. Su muerte prematura, y tal vez incluso su carácter reservado, le impidió alcanzar la fama de los miembros de su familia y de obtener los mismos elogios oficiales como los otros miembros de la familia Coypel.