Ottone Rosai (Florencia, 28 de abril de 1895 – Ivrea, 13 de mayo de 1957) fue un pintor italiano, adscrito al expresionismo.

Estudió en la Academia de Bellas Artes de Florencia, recibiendo la influencia de Corot, Courbet, Daumier y Cézanne.

En 1913, por mediación de Ardengo Soffici, se aproximó al futurismo, pero pasada la Primera Guerra Mundial se adscribió al expresionismo.

Su obra se desarrolló en un cierto estilo primitivista y arcaizante, inspirado en Masaccio, con una temática basada en los barrios obreros de Florencia, descritos con una cierta visión metafísica.

Empleó fuertes claroscuros, con personajes de tipo geométrico y aspecto leñoso, con cierto aire caricaturesco, envueltos en un ambiente un tanto abstracto. Este aire de abstracción, de atmósferas flotantes, se intensificó tras la Segunda Guerra Mundial.

 

Fuente | Wikipedia