Rafał Masiulaniec nació en Bartoszyce (Polonia) en 1979.

Ha estado dibujando constantemente desde la infancia, pero cuando era adolescente cambió un lápiz por una guitarra. Desde entonces, la música se ha convertido en su pasión número uno.

En este momento madura en él la necesidad de dejar “algo” atrás. Después de varios años de buscar su lugar en la Tierra, se muda a Łódź, donde vuelve a su pasión y comienza a crear sus primeros cuadros.

Pinta en casa más para ocupar su tiempo libre. No trata de presentarse a sí mismo a una audiencia más amplia.

Recién en 2016 decide mostrar su trabajo al mundo. Es completamente autodidacta y pinta por ensayo y error, corrigiendo y perfeccionando su trazo con cada nuevo cuadro.

 

Fuente | Rafał Masiulaniec