Simon Bisley, dibujante de origen británico, creador de héroes, guerreros y criaturas místicas. Bisley convierte la audacia, el dinamismo y la violencia en rasgos de un estilo prodigioso.

Nacido el 4 de marzo de 1962, Bisley se coloca fuera de la protección y el cobijo de la corrección política. En sus cómics, portadas e ilustraciones rige un universo en el que son posibles todas las modulaciones de la cultura popular: un universo postapocalíptico, habitado por bárbaros feroces, monstruos cuya cara parece esculpida en hierro, pin-ups amantes de las armas, rugientes cazabombarderos y animales hambrientos.

Bisley ha popularizado series como ABC Warriors, Lobo y Sláine a través de una técnica mixta, en la que se combinan distintos procedimientos –el aerógrafo, los acrílicos, el entintado– y las referencias –Gustav Klimt, Salvador Dalí, William Turner, Richard Corben, Frank Frazetta.

De hecho, si existieran unos electrodos para monitorizar sus creaciones, descubriríamos que en ellas se alternan el humor, la sensualidad, el ánimo provocador del underground y una violencia feroz, pero tan exagerada que casi parece propia de los dibujos animados. Los primeros trabajos de Bisley fueron toda una declaración de intenciones.

En 1988, elaboró junto al guionista Pat Mills A.B.C. Warriors: The Black Hole (2000 AD), y un año después, volvió a coincidir com Mills en Slaine The Horned God (2000 A.D. & Fleetway).

Ese mismo año, por encargo de Epic Comics, dibujó una adaptación de Hellraiser, la película rodada poco antes por el escritor de novelas de terror Clive Barker.

Asimismo, comenzó su andadura como portadista de videojuegos. A Blade Warrior (Image Works) le siguieron Gods (Bitmap Brothers/Renegade) y otros lanzamientos de similar estilo.

 

Fuente | EcuRed