Cualquiera puede enfadarse Viñeta filosófica nº 87 de David Pérez Pol