Cuando en la cola de la pescadería…