Cuando tu ataque es mi defensa…