A principios del siglo XX la animación rusa comienza a andar por distintos derroteros y cobra fuerza, y renombre, con artistas como Yuri Norstein, Lev Atamanov o Iván Ivanov-Vano. El árbol y el gato es un corto animado de 9 minutos que data del año 1983 y deja un hermoso mensaje. Gracias al trabajo del estudio Kievnauchfilm, hoy inexistente, nos llega una hermosa metáfora sobre la soledad, los sentimientos y las motivaciones para vivir una vida plena. Cabe destacar la excelente ambientación, creada a base de una banda sonora muy emotiva y una voz de narrador muy concisa, que transforma a “El árbol y el gato” en un verdadero poema animado. Imperdible. Con dirección de Yevgeny Sivokon, la banda sonora fue compuesta por Vadim Khrapachev y el guión es de Irina Margolina.”Derevo I koshka, el título en ruso, es una de las grandes obras del estudio Kievnauchfilm.