era tan bondadoso
oh sí
era tanta su predisposición
que más que un alma
debía tener dos almas
¡qué digo dos almas!
tres, siete, veinticinco almas…
era una profesional
de la bondad
y un usurero
de almas

 

de El libro de las tentativas
(otros poemas de El libro de las tentativas)

era tan bondadoso de El libro de las tentativas