Escipión el Africano y los hispanos

«Se lanzan al combate rugiendo, sembrando la muerte con sus falcatas, mueren con el nombre de Netón* en los labios. Así son los hijos de Hispania, sin duda bendecidos por Marte con su habilidad marcial».

*Netón es un dios hispánico de la guerra, cuya imagen se adornaba con rayos. Fue adorado en la zona de Turdetania y Oretania e incluso parte de la Bastetania, en lugares poblados por íberos y quizá también por algunas poblaciones indoeuropeas. Posteriormente se convirtió en un dios panhispánico adorado tanto por celtas como íberos. Netón podría entenderse como una divinidad bélica como en muchas teogonías de las sociedades indoeuropeas de la antigüedad: Marte en Roma, Ares en Grecia, Indra o Varuna en la India, Cuchulain en Irlanda, Horus en Egipto, etc.