Ha llovido y los charcos del camino

Ha llovido y los charcos del camino

Ha llovido y los charcos del caminoreflejan como lágrimas negrasla huidiza parsimonia de la impronta del celaje de los díassu devenir minúsculo en un lugar que es sombra de sombrasy hay una vigilia de mundos escindidos en ese momentáneoespejo de agua estancada, una...
No sé como arrepentirme

No sé como arrepentirme

No sé como arrepentirme, tampoco como amar:en todos los estribillos siempre hayuna cláusula que no comparto.Nos movemos en demasiadas direcciones, viejos y altaneros,sin más rumbo que la rutina y el desconciertoy no me he ido nunca pero vuelvo siempre de muy...
Oh, poderosos prolegómenos

Oh, poderosos prolegómenos

Oh, poderosos prolegómenosde la austeridad del seguir vivos:saldremos un día de nosotros mismosde la paz protocolaria y del sexo perdidodispuestos de nuevo a sery el rugido de los atributos de la nocheanunciará que nos preparamos para algoque alguna otra vez ya...
Cuando la veo se dirige

Cuando la veo se dirige

Cuando la veo se dirigea la parada del autobús. Siempre. Es rubia, es joven y bonitay puede que dulce.Es demasiado pocopara decir nada. Atrapada en una fórmula de varias incógnitassonríe para sí misma.Atesora un brillante falso en el anillode su mano derecha y una...
A los que padecemos de los nervios

A los que padecemos de los nervios

A los que padecemos de los nerviosel verano nos asfixiaestaba en el billar y pensaba en mi niñay esto no se puede quitar de la cabeza¿sabías que hoy hace trece meses?¡tanto que yo la quería!sin embargo estoy seco, no llorosalvo que coja un retrato de ella…me han...
La Julia y la Laia

La Julia y la Laia

La Julia y la Laiason amigasviven lejos de aquí y viajan juntasen el autocar escolar.Ahora permanecen atentas por lo de las alergias primaverales.Se cuentan todo lo importante.También les fascinan las nubesy las veo solícitas fruncir los labioso mover las manos sobre...
Andan tus pies desnudos

Andan tus pies desnudos

Andan tus pies desnudossobre mi cuerpodejando un rastropor así decirlode sonrisas que caben en el cuencode las manosy que tienen la forma del aguaque se precipita.   de El libro de las tentativas(otros poemas de El libro de las tentativas) Andan tus pies desnudos was...
Hay en tu lánguida belleza

Hay en tu lánguida belleza

Hay en tu lánguida bellezaPromesas de un sexo desfallecidoY un consuelo en el consuelo de tu voz que busca consueloDonde plenilunios leves escoltan tristes miradasQue como armaduras fugacesTe cobijan   de El libro de las tentativas(otros poemas de El libro de las...
sus besos son

sus besos son

sus besos sonprisionerosde la obviedad un deseo turbio y soñadodescompuestoen dispersas secuelas llenas de rutina sus ensoñaciones sonlos arietes de una inquietudque se precipitay dispone de ella cuando la encuentroyace imbuida por el fervor-hasta la insensatez-de una...
Aprender sin cautelas

Aprender sin cautelas

Aprendersin cautelasabriendopequeños futurosdondequeden expuestas,como marcasde agua,todas las sabiduríasinabarcables…   de El libro de las tentativas(otros poemas de El libro de las tentativas) Aprender sin cautelas was last modified: noviembre 5th, 2018 by...
era tan bondadoso

era tan bondadoso

era tan bondadosooh síera tanta su predisposiciónque más que un almadebía tener dos almas¡qué digo dos almas!tres, siete, veinticinco almas…era una profesionalde la bondady un usurerode almas   de El libro de las tentativas(otros poemas de El libro de las tentativas)...
Desde la terraza veo a los jóvenes vecinos

Desde la terraza veo a los jóvenes vecinos

Desde la terraza veo a los jóvenes vecinos afanarse en la barbacoa los torsos desnudos y la sensación de ser inmortales… ríen con saña y lubricados se ofrecen pasiones que aun no saben nombrar   de El libro de las tentativas (otros poemas de El libro de las...
cuando nos sentamos en las rocas

cuando nos sentamos en las rocas

cuando nos sentamos en las rocas frente al mar de los inviernos dejándonos morir en la suave somnolencia, mórbida melancolía, del abandono como animales desenfocados la suerte acaba y la vida, inconsciente, sigue adelante siendo así la falta de amor motivo de pasiones...
La decisión tomada es enterrarla

La decisión tomada es enterrarla

La decisión tomada es enterrarla hasta el cuello para lapidarla hasta la muerte y que sea su marido quien arroje la primera piedra a la vista de todos sus hijos. Esa fue la decisión tomada por el gran consejo de sabios.   de El libro de las tentativas (otros poemas de...
Cuando Noé se dijo

Cuando Noé se dijo

I Cuando Noé se dijo “voy a echar el ancla” la mayoría de sus convidados habían muerto devorados entre sí o colmados de inanición o sacados de contexto: parejas desparejadas, animales neuróticos y violentos… el hedor de la descomposición hacinándose en el perplejo...
Desviaste la mirada

Desviaste la mirada

Desviaste la mirada cuando tu amor perdió el rumbo y niegas la existencia del infierno ahora que te consume.   de El libro de las tentativas (otros poemas de El libro de las tentativas) Desviaste la mirada was last modified: octubre 26th, 2018 by David Pérez...
Estoy de negligencias previas

Estoy de negligencias previas

Estoy de negligencias previas y expongo con claridad hechos consumados ¡con qué vulgaridad me pregunta por la verdad toda la verdad y nada más que todo eso! eh si yo tuviera la verdad no pediría justicia ni tan sólo la necesitaría digo de buenos modos pero de mala...
Cerca de la orilla donde vive el río

Cerca de la orilla donde vive el río

Cerca de la orilla donde vive el río la última apoteosis busco un sentido en el viento que anochece una fisura en la noche que me permita saber lo que entiendo y lo que no. Diferenciarlo. En medio del río viro el barco en redondo y ruge la combustión a gas-oil del...
Las mariposas anticipan la primavera

Las mariposas anticipan la primavera

Las mariposas anticipan la primavera y las amapolas el verano más hoy es invierno en los aguazales y resuena el eco de la lluvia en la plaza del Obradoiro mientras, al fondo, en off, el mugido de un tren fantasma rasga, cual inesperado batir de olas, la noche, la...
Era un asunto decente

Era un asunto decente

Era un asunto decente (esa es la expresión que utilizaron, decente) y querían decir que nada lograría involucrarlos. Al devolverles las llaves anoto un desánimo en sus certezas: había procedido al pie de la letra según, pues, lo estipulado y, evasivos, me dieron las...