Konstantín Sluchevski, Imperio Ruso, 1837-1904

Konstantín Sluchevski, Imperio Ruso, 1837-1904

​Le dije (a ella)… Le dije: las veredas están barrosas,El cielo es sombrío, todo el mundo está deprimido…Le dije que los días son todos igualesY que me enferman de corazón,Que los bailes, el teatro -me enervan…»¿De veras?» Le dije que hay cólera en...
Mercedes de Velilla, Sevilla, 1852-1918

Mercedes de Velilla, Sevilla, 1852-1918

Cantares   La soledad voy buscando,y yo no puedo encontrarla:en mi soledad más grandesiempre el dolor me acompaña. Con la risa de mis labiosvoy ocultando mis penas;porque he visto que en el mundonadie al que sufre se acerca. Mi nombre escribí en la arena,y lo...
Aleksandr Blok, Rusia, 1880-1921

Aleksandr Blok, Rusia, 1880-1921

Acepto todo lo que hubo   Acepto todo lo que huboNunca busqué mejor suerte.Acaso hay algo mejor que haber amadoAlgo mejor que haber ardido! La felicidad y los sufrimientosImpusieron sus huellas amargas,Pero yo no desperdicié la antigua luzEn tempestades...
Teixeira de Pascoaes, Portugal, 1877-1952

Teixeira de Pascoaes, Portugal, 1877-1952

La noche lusíada   I El Sol de los Descubrimientos se puso por el poniente;atardeció el canto heroico y ardiente; mística y nebulosacanción, dispersa en el crepúsculo; y la primera estrellabrilla, a través de su ritmo sombrío…   II Nubes de mármol,...
Paul Verlaine, Francia, 1844-1896

Paul Verlaine, Francia, 1844-1896

A una mujer   A usted, estos versos, por la consoladora graciaDe sus ojos grandes donde se ríe y llora un dulce sueño;A su alma pura y buena, a ustedEstos versos desde el fondo de mi violenta miseria. Y es que, ¡ay!, la horrible pesadilla que me visitaNo me da...
George MacDonald, Escocia, 1824-1905

George MacDonald, Escocia, 1824-1905

¡Mujer de mármol, que duermes en vanoen la muerte profunda del sueño!¿Acaso —en tu honda somnolencia,abundante de visiones—oirás mi voz a través de la doradaniebla de los recuerdos y la esperanza,y con una sonrisa sombría me animarása enfrentarme a la Muerte...
Boris Pasternak, Rusia, 1890-1960

Boris Pasternak, Rusia, 1890-1960

Transformación   Era amigo en un tiempo de los pobres,No por nobleza alguna de ánimo,Sino porque la vida sólo entre ellosTranscurría sin falsedad, sin fastos. Frecuentaba las casas de los noblesY los ambientes refinados;No obstante, aborrecía a los parásitosY...
Antonio Machado, Sevilla, 1875-1939

Antonio Machado, Sevilla, 1875-1939

La Saeta   Dijo una voz popular: «¿Quién me presta una escalera,para subir al maderopara quitarle los clavosa Jesús el Nazareno? » ¡Oh la saeta, el cantaral Cristo de los gitanos,siempre con sangre en las manossiempre por desenclavar!¡Cantar del pueblo andaluzque...
Auguste Villiers de L’Isle-Adam, Francia, 1838-1889

Auguste Villiers de L’Isle-Adam, Francia, 1838-1889

La declaración   He perdido el bosque, los camposy los frescos abriles de otras eras…Entrega tus labios: su aliento¡Será la respiración de las arboledas! He perdido el Océano sombrío,su luto, sus olas, sus resonancias.Dime cualquier cosa:Será el rumor de las...
Jean Moréas, Grecia, 1856-1910

Jean Moréas, Grecia, 1856-1910

​Las rosas que yo amé se ajan de día en día,toda estación no brinda dorados brotes nuevos.Largo tiempo solpló tibio el aire; a la brisa,sigue el crudo Aquilón que condensa los hielos. ¿Es preciso, alegría, forzar tanto la voz?¿Y no sabes acaso que el dedo...
Gabriela Mistral, Chile, 1889-1957

Gabriela Mistral, Chile, 1889-1957

Desvelada   Como soy reina y fui mendiga, ahora vivo en puro temblor de que me dejes, y te pregunto, pálida, a cada hora: «¿Estás conmigo aún? ¡Ay, no te alejes!» Quisiera hacer las marchas sonriendo y confiando ahora que has venido; pero hasta en el dormir estoy...
Paul Claudel, Francia, 1868-1955

Paul Claudel, Francia, 1868-1955

A los mártires españoles   ¡Transeúnte!, que una por una vas a pasar las hojas de este libro sincero: Léelo todo, regístralo todo en tu corazón, pero refrena el espanto y la cólera. Es lo mismo, es igual, es lo que hicieron con nuestros antepasados. Es lo que...
Rainer Maria Rilke, Praga, 1875-1926

Rainer Maria Rilke, Praga, 1875-1926

Canción de amor   ¿Cómo sujetar mi alma para que no roce la tuya? ¿Cómo debo elevarla hasta las otras cosas, sobre ti? Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido, en un rincón extraño y mudo donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse. Pero todo aquello...