La ética de los experimentos de Martin Seligman sobre la indefensión aprendida también sería cuestionada hoy por su maltrato a los animales. En 1965, Seligman y su equipo utilizaron perros como sujetos para probar cómo se podría percibir control. El grupo colocaba a un perro en un lado de una caja que estaba dividida en dos por una barrera de baja. Luego le administraban una descarga que era evitable si el perro saltaba por encima de la barrera hacia la otra mitad. Los perros aprendieron rápidamente cómo evitar los shocks eléctricos.

El grupo de Seligman amarraba a un grupo de perros y les administraba descargas que no podían evitar. Después, al colocarlos en la caja y aplicarles descargas de nuevo, los perros no hacían el intento de saltar la barrera, sólo lloraban. Este experimento demuestra la indefensión aprendida, así como otros experimentos enmarcados en la psicología social en humanos.

Conferencia de Martin Seligman acerca de la Psicología positiva

A todos los visitantes a la Feria Cultur3 Club 2018 que se han interesado por mi obra se ofrece un descuento del 50%... basta con aplicar al pedido el cupón "gijon18" Descartar