Filosofía de vida

Tomás Moro

«Los hombres, cuando reciben un mal lo escriben sobre un mármol; mas si se trata de un bien, lo hacen en el polvo!».

«Dame un alma que no conozca el aburrimiento, los refunfuños, los suspiros y los lamentos y no permitas que me tome demasiado en serio esa cosa tan invasora que se llama «yo»».

«Si el honor fuera rentable, todo el mundo sería honorable».

«Nada se puede dar a un hombre si no es quitándoselo a otro».

«Es preciso que obréis de manera tal que si no podéis hacer todo el bien que deseáis, logren vuestros esfuerzos por lo menos quitar fuerza al mal».

«No alabéis esa justicia que solamente es hermosa en apariencia. Dejáis que den a los niños una educación abominable que corrompe sus almas desde sus más tiernos años. ¿Es necesario pues que los castiguemos por los crímenes que no son culpa de ellos cuando llegan a ser hombres? Porque ¿Qué otra cosa hacéis de ellos sino ladrones que luego castigáis?».

Tomás Moro, Londres, 1478-1535

San Bernardo de Claraval

San Bernardo de Claraval

«La carne tienta con dulzuras, el mundo con vanidades, el demonio con amarguras».

«Debemos amar a Dios porque Él es Dios, y la medida de nuestro amor debe ser amarlo sin medida».

«Al conocer lo que Dios nos ha dado, encontraremos muchísimas cosas por las que dar gracias continuamente».

“¿Qué es la avaricia? Un continuo vivir en la pobreza por temor a ser pobre”.

«La novedad es madre de la temeridad, hermana de la superstición e hija de la ligereza».

«La culpa no está en el sentimiento, sino el el consentimiento».

«El desconocimiento propio genera soberbia; pero el desconocimiento de Dios genera desesperación».

«La muerte os espera en todas partes; pero, si sois prudentes, en todas partes la esperáis vosotros».

François-René de Chateaubriand

François-René de Chateaubriand

«Desde entonces he hecho muchos otros presagios no menos certeros, y tan poco atendidos como aquél; ¿y qué ocurría cuando se producía el desastre? Pues que la gente se ponía a salvo del peligro, y me dejaban a mí luchando con la desventura que había previsto. Cuando los holandeses sufren una racha de viento atemporalado en alta mar, se retiran al interior del barco, cierran las escotillas y se ponen a tomar ponche, dejando un perro en cubierta para que le ladre a la tempestad; una vez pasado el peligro, se manda de nuevo al amigo fiel a su perrera en el fondo de la bodega, y el capitán vuelve a disfrutar del buen tiempo en el alcázar de popa. Yo he sido el perro holandés de la nave de la legitimidad”.

«La historia es un puro engaño; permanece tal como la maquilló y amañó algún gran escritor. Aun si halláramos unas Memorias que demostraran hasta la evidencia que Tácito solo escribió imposturas al contar las virtudes de Agrícola y los vicios de Tiberio, Agrícola y Tiberio, seguirían siendo tal como los hizo Tácito».

«Tengamos fe en la religión y en la libertad, las dos únicas cosas grandes del hombre: la gloria y el poder son deslumbrantes, no grandes».

«Nuestras ilusiones no tienen límites, probamos mil veces la amargura del cáliz y, sin embargo, volvemos a arrimar nuestros labios a su borde».

No hay nada en la vida tan bello, tan grato y tan grande como las cosas misteriosas».

«Para borrar nuestras faltas a los ojos de los hombres son precisos torrentes de sangre; pero ante Dios una sola lágrima basta».

«El escritor original no es aquel que no imita a nadie, sino aquel a quien nadie puede imitar».

Juan Donoso Cortés

«El liberalismo y el parlamentarismo producen en todas partes los mismos efectos: ese sistema ha venido al mundo para castigo del mundo: él acabará con todo, con el patriotismo, con la inteligencia, con la moralidad, con la honra. Es el mal, el mal puro, el mal esencial y substancial. Eso es el parlamentarismo y el liberalismo. Una de dos: o hay quien dé al traste con ese sistema, o ese sistema dará al traste con la nación española, como con toda la Europa».

«En lo pasado está la historia del futuro».

«Al compás mismo con que se disminuye la fe, se disminuyen las verdades en el mundo; y la sociedad que vuelve la espalda a Dios, ve ennegrecerse de súbito con aterradora oscuridad todos sus horizontes».

«El socialista es un consumidor compulsivo del presente. El socialismo no espera el futuro, procura su consumo en el presente a cargo del día de mañana».

«Mi asombro crece de punto cuando observo que los mismos que afirman la solidaridad humana niegan la familiar… lo cual es afirmar que nada tengo en común con los propios y que todo me es común con los extraños».

«El libre albedrío dejado al hombre es un don tan alto, tan trascendental, que más bien parece por parte de Dios una abdicación que una gracia».

«La idolatría parece ser la religión natural de todas las muchedumbres, señaladamente de aquellas que han sido corrompidas por las revoluciones».

Juan Donoso Cortés

«El principio electivo es cosa de suyo tan corruptora, que todas las sociedades civiles, así antiguas como modernas, en que ha prevalecido han muerto gangrenadas».

«Un síntoma, señores, de que están pervertidas en una sociedad todas las ideas, es cuando todos los partidos, todas las escuelas políticas, van a su perdición por el mismo camino que ellos han abierto para salvarse».

«Dios se vale muchas veces de los débiles para abatir a los poderosos».

Carl Ludwig Schleich, Dios y la Ciencia

Carl Ludwig Schleich, Dios y la Ciencia

“Me hice creyente a mi manera por el microscopio y la observación de la naturaleza, y quiero, en cuanto esté a mi alcance, contribuir a la plena concordia entre Ciencia y Religión”.

Cirujano y escritor alemán, conocido por su contribución a la anestesia clínica.

Alessandro Volta, Dios y la Ciencia

Alessandro Volta, Dios y la ciencia

»Yo veo a Dios por todas partes”.

“El lenguaje de la experiencia es más autorizado que cualquier otro razonamiento: los hechos pueden destruir nuestros raciocinios pero no viceversa”.

“Creo que, tan pronto como se descubra algo nuevo en la ciencia, hay que adoptar un término completamente nuevo para ello”.

“Cada metal tiene un poder, que es diferente para cada uno, de poner el fluido eléctrico en movimiento…”

Famoso por el descubrimiento del metano​ en 1776 y por la invención y desarrollo de la pila eléctrica en 1799, la unidad de fuerza electromotriz del Sistema Internacional de Unidades lleva el nombre de voltio en su honor desde 1881.

Berntrand de Jouvenel y la soberanía

Berntrand de Jouvenel y la soberanía

«La proclamación de la soberanía del pueblo no tuvo otro efecto que sustituir a un rey vivo por una reina ficticia: la voluntad general, por naturaleza siempre menor de edad y siempre incapaz de gobernar por ella misma».

Charles Dickens y el tiempo

Charles Dickens y el tiempo

«Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo».

de Historia de dos ciudades

Boris Pasternak y el amor

Boris Pasternak y el amor

«Se habían amado no porque fuera inevitable o hubiesen sucumbido a la ‘llama de la pasión’. Se amaron porque así lo quiso todo cuanto los rodeaba: la tierra a sus pies, el cielo sobre sus cabezas, las nubes y los árboles”.

de Doctor Zivago

Soren Kierkegaard

Soren Kierkegaard

«La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más».

«La angustia es el vértigo de la libertad».

«Toma consejo de tu enemigo».

«La mayoría de los hombres persiguen el placer con tal apresuramiento que, en su prisa, lo pasan de largo».

«La gente exige la libertad de expresión como una compensación por la libertad de pensamiento, que rara vez utilizan».

«¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!».

«Es un deber del conocimiento humano comprender que existen y cuáles son las cosas que no puede entender».

«Nuestra vida siempre es la expresión de nuestros pensamientos dominantes».

«El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza».

«Lo que me hace grande no es lo que me sucede, sino lo que hago con ello».

«Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud».

«El ser humano es una síntesis de lo temporal y lo eterno, de lo finito y lo infinito».

«Gritarle al mundo nuestra infelicidad es más fácil que golpearse el pecho y gemir sobre uno mismo».

San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona

“Conocerse de verdad a uno mismo no es otra cosa que oír de Dios lo que él piensa de nosotros”.

“Para crear se necesitan siglos y gigantes; para destruir, un enano y un segundo”.

“Si se enfría nuestro amor, se entumece nuestra acción”.

“Oye, pues, de una vez un breve precepto: ama y haz lo que quieras; si callas, clamas, corriges, perdonas; calla, clama, corrige, perdona movido por la caridad. Dentro está la raíz de la caridad; no puede brotar de ella mal alguno”.

“Dos amores han dado origen a dos ciudades: el amor de sí mismo hasta el desprecio de Dios, la terrena; y el amor de Dios hasta el desprecio de sí, la celestial…”.

“Bien, tú puedes, yo no. Guardemos lo que uno y otro hemos recibido; inflamémonos en la caridad, amémonos unos a otros, y de esta forma yo amo tu fortaleza y tú soportas mi debilidad”.

“En cuanto a bienes espirituales, considera tuyo lo que amas en el hermano, y él considere suyo lo que ama en ti”.

“El hombre nuevo nace del viejo, porque la regeneración espiritual se inicia con el cambio de la vida terrestre y mundana”.

“En mi corazón soy lo que soy”.

San Ambrosio de Milán

San Ambrosio de Milán

«Nadie se cura a sí mismo hiriendo a otros».

“El que me pregunta con mala intención, no merece conocer la verdad”.

«Para los buenos, la muerte es un puerto de descanso; para los malos, es un naufragio”.

«La trampa del demonio no te hará caer, a menos que ya estés mordiendo el anzuelo del diablo».

«Cuando pidas perdón por ti, es bueno que también recuerdes en ese momento perdonar a los demás».

«Cuando estés en Roma, vive como los romanos; cuando estés en otro lugar, vive como si fueras de ese lugar».

«Ningún deber es más apremiante que el agradecimiento».

«Quien promete algo a Dios y mantiene la promesa lo Glorifica».

«La oración muy prolija se transforma en mecánica y el excesivo distanciamiento lleva a la negligencia».

Georges Duby y San Bernardo

Georges Duby y San Bernardo

«Para San Bernardo, el instrumento más útil no es la razón, sino la voluntad trabajando sobre una memoria. Profundizando hasta ese fondo último de la memoria: la impronta en el hombre de la imagen de Dios».

Rafael Arnaiz Barón y el martirio

Rafael Arnaiz Barón y el martirio

«El martirio del Trapense no está en la hoguera, ni en el plomo de un fusil. Dios nos pide otra cosa; nos pide que vivamos esta vida, aún separados de Él, y por un poco de tiempo suframos las penalidades del cuerpo, las miserias del espíritu y las flaquezas de la carne».

Padre Pío de Pietrelcina y las crisis

Padre Pío de Pietrelcina y las crisis

“Bendita la crisis que te hizo crecer, la caída que te hizo mirar el cielo, el problema que te hizo buscar a Dios».

San Francisco de Sales y la divinidad

San Francisco de Sales y la divinidad

«Es imposible mirar a la Divinidad y no amarla. Sin embargo, aquí abajo no lo vemos, sino que sólo lo vislumbramos a través de las sombras de la fe, viendo como en un espejo».

Naval Ravikant y el deseo

Naval Ravikant y el deseo

“El deseo es un contrato que haces contigo mismo para ser infeliz hasta que consigas lo que quieres”.

Edgar Allan Poe y el progreso

Edgar Allan Poe y el progreso

«No tengo fe en la perfección humana. El hombre es ahora más activo, no más feliz ni más inteligente, de lo que lo fuera hace seis mil años».

León XIII y las religiones

León XIII y las religiones

«Abriendo los brazos a cualesquiera y de cualquier religión, consiguen persuadir de hecho el grande error de estos tiempos, a saber, el indiferentismo religioso y la igualdad de todos los cultos; conducta muy a propósito para arruinar toda religión, singularmente la católica, a la que, por ser la única verdadera, no sin suma injuria se la iguala con las demás».

León XIII. Encíclica Humanum genus, n. 6, 20 de abril de 1884.

Calixto Catafigiota y la Gloria

Calixto Catafigiota y la Gloria

«No existe cosa alguna en el universo que no manifieste el resplandor de la Gloria y que no tenga como un perfume del Creador».

Henri Huvelin y la presencia

Henri Huvelin y la presencia

«Hay hombres que no necesitan hablar; basta con que sean. Su presencia es ya una llamada».

Lucio Anneo Séneca y la felicidad

Lucio Anneo Séneca y la felicidad

«Para ser feliz hay que vivir en guerra con las propias pasiones y en paz con las de los demás”.

“Nada nos proporciona dignidad tan respetable, ni independencia tan importante como el no gastar más de lo que ganamos”.

Alfonso María de Ligorio y los que prosperan

Alfonso María de Ligorio y los que prosperan

«Desdichados los pecadores que prosperan en esta vida mundana, señal es que Dios espera a ejercitar en ellos su justicia durante la vida eterna».

“Nunca he visto a un pecador que haya rezado con fe y devoción a la Santísima Virgen y haya tenido mala muerte”.

“Ante Dios, los ruegos de los santos son ruegos de amigos, pero los ruegos de María son ruegos de Madre”.

“Por tanto, acudir a la Virgen no es desconfiar de la divina misericordia; es tener miedo de nuestra indignidad”.

Pedro Calderón de la Barca y la honra

Pedro Calderón de la Barca y la honra
«Que soy noble por cinco o seis mil reales; y esto es dinero y no es honra; que honra no la compra nadie».

Antonio Medrano y la verdad

Antonio Medrano y la verdad
«El rayo áureo y diamantino de la verdad rompe el círculo vicioso del ego y lo reemplaza por un círculo luminoso hecho de inteligencia y amor, de fuerza y armonía, articulado en torno al eje por excelencia: el Polo universal que une Cielo y Tierra».

Charles Darwin y las hipótesis

Charles Darwin y las hipótesis
“Me he esforzado constantemente por mantener mi mente libre para renunciar a cualquier hipótesis, por muy querida que sea (y no puedo resistirme a formar una sobre cada tema), tan pronto como los hechos se muestran opuestos a ella. De hecho, no tengo más remedio que actuar de esta manera, ya que con la excepción de los arrecifes de coral, no puedo recordar una sola hipótesis formada por primera vez que no haya sido abandonada o modificada en gran medida después de un tiempo”.

Gesualdo Bufalino y las insurreciones

Gesualdo Bufalino y las insurreciones
«-Cualquier insurreción comienza con una saciedad y con un hambre -aprobó el barón-. Mejor cuando ambas están presentes». (Las mentiras de la noche).

Gustav Mahler y la tradición

Gustav Mahler y la tradición
«La tradición es la transmisión del fuego, no la adoración de las cenizas».

Jacques-Bénigne Bossuet

Jacques-Bénigne Bossuet

“¡Cuán fácilmente nos perdonamos nuestras propias culpas cuando la fortuna nos las perdona!”.

“El buen uso de la libertad -trocado en el habito- se llama virtud, y su mal uso, vicio».

“La juventud, embriagada por las propias esperanzas, cree estar ya en posesión de aquello mismo que pretende; todo el producto de su imaginación se le antoja realidad».

“La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir».

“El panteísta es un ateo disfrazado de Dios mismo».

“Cuando Dios borra, es que va a escribir algo».

«No es bueno que todo suceda como deseamos. Cuando todo nos sonríe en el mundo, nos apegamos a éste muy fácilmente y el encanto es muy fuerte. Por eso, y porque Dios nos ama, no permite que durmamos mucho y muy cómodamente en este lugar de destierro».

Tzevetan Todorov y los regímenes

Tzevetan Todorov y los regímenes
“El régimen político más inhumano es el que decide qué es lo que le conviene al individuo y se lo impone a todos”.

Johan Huizinga y las mayorías

Johan Huizinga y las mayorías
«La creencia de que lo que es malo puede convertirse en bueno si simplemente un número suficiente de gente así lo quiere, es una de las aberraciones más aterradoras de nuestra época».

Alexander Staudt y el socialismo

Alexander Staudt y el socialismo
«El socialismo es como una trampa para ratones, funciona porque el ratón no entiende por que el queso es gratis».

Joost A. M. Meerloo y la disidencia

Joost A.M. Meerloo y la disidencia
«La mente que está abierta a las preguntas está abierta a la disidencia. En el régimen totalitario hay que suprimir la mente dudosa, inquisitiva e imaginativa».

Epicteto y los problemas

Epicteto y los problemas

«El hombre no está preocupado tanto por problemas reales como por sus ansiedades imaginadas sobre los problemas reales».

«Cualquier persona capaz de enfadarte se convierte en tu amo».

San Jerónimo y los vicios

San Jerónimo y los vicios

“Todos nosotros somos condescendientes con nuestros propios vicios, y lo que hacemos por propia voluntad lo justificamos como necesidad impuesta por la naturaleza».

“Lo que conocemos, lo conocemos más como mera opinión nuestra que como real posesión de la verdad; es más una simple estimación propia que un saber lo que es cierto».

“Trabaja, en algo, para que el diablo te encuentre siempre ocupado».

“Empieza a ser ahora lo que serás de aquí en adelante”.

“En vano canta la lira para el asno”.

“Es aún peor ser ignorante de la ignorancia de uno”.

Padre Christian Ferraro y las estructuras mentales

Padre Christian Ferraro y las estructuras mentales

«El ateo y el neomodernista tienen la misma estructura mental: suponen la no existencia de lo que no perciben. El ateo piensa que Dios no existe por el solo hecho de que él no lo percibe; el neomodernista piensa que lo sagrado es una dimensión que no existe, simplemente porque es incapaz de percibirla. En cuanto actitud de vida, ambos constituyen la versión práctica del principio de inmanencia: «esse est percipi» (ser es ser-percibido). Por eso mismo, ambos piensan que todos los que no piensan como ellos están afectados por alguna patología: la religión, para el ateo; la tradición, para el neomodernista. Lo tragicómico, curioso y paradójico del asunto es que tanto el uno como el otro creen ciegamente (¡jamás tan oportuno este adverbio!) en un bichito imperceptible y en la buena voluntad de los epígonos de la cultura de la muerte. El motivo de esto otro es también claro: son «amatores huius sæculi»…».

George Coșbuc y la muerte

George Coșbuc y la muerte

«Estamos en manos de Dios. Sólo mueres una vez. Ya sea en la flor de la vida o en la vejez, es exactamente lo mismo. Pero lo que no es lo mismo es morir como un león o un perro rabioso».

Rachid Amirou y el turismo

Rachid Amirou y el turismo
«En resumen, el turismo como búsqueda de sentido, con la sociabilidad lúdica que favorece y las imágenes que genera, es un dispositivo de comprensión gradual, codificada y no traumatizante del exterior y de la alteridad».

Joseph Roth y el fin de una época

Joseph Roth y el fin de una época

«Si mis hijos no me obedecen, me limito simplemente a conservar mi dignidad. Es lo único que se puede hacer. A veces los contemplo mientras duermen. Sus rostros me resultan extraños. Veo que son unos forasteros, de un tiempo que todavía ha de llegar y que yo no conoceré».

Así sintetiza el fin de una época en «La marcha Radetzky».

Nassim Nicholas Taleb y las adicciones

Nassim Nicholas Taleb y las adicciones

«Las tres adicciones más perjudiciales son la heroína, los carbohidratos y un sueldo mensual».

«Hacer previsiones nos hace creer que dominamos el futuro y nos vuelve confiados, y eso lleva al crash»,

Guy de Maupassant acerca de Arthur Schopenhauer

Guy de Maupassant acerca de Arthur Schopenhauer

«Schopenhauer ha marcado a la humanidad con el sello de su desdén y de su desencanto. […] Todo lo ha aplastado con su burla. Hoy mismo, los que lo abominan llevan indudablemente, muy a pesar suyo, en sus ideas, reflejos de su pensamiento».

Conversación de Marco Aurelio con Máximo en Gladiator

Conversación de Marco Aurelio con Máximo en Gladiator

Marco Aurelio —​Hubo una vez un sueño llamado Roma.
Máximo —No puedo ser yo. No conozco Roma, no entiendo su política
Marco Aurelio —Por eso has de ser tú. Porque no estás corrompido por ella.

Betsy Solverson y el sentido de la vida

Betsy Solverson y el sentido de la vida

—Camus dice que saber que vamos a morir hace que la vida sea absurda.
—No sé quién es ése. Pero seguro que no tendrá una hija de seis años.

Betsy Solverson, mujer del sheriff Solverson, enferma de cáncer, en ‘Fargo’, segunda temporada.

Arzobispo Charles J. Chaput y la tolerancia

Arzobispo Charles J. Chaput y la tolerancia

«El mal predica la tolerancia hasta que llega a ser dominante, entonces trata de silenciar al bien».

Antonio Aparisi y Guijarro y los placeres

Antonio Aparisi y Guijarro y los placeres

«Habrá en toda sociedad más dolores domésticos a medida que haya más placeres públicos. En otro tiempo había menos placeres y más felicidad».

«Afirmo y pruebo que el sistema liberal pierde a España».

«El que de nosotros se levante para amar lo que aborrecieron nuestros padres o aborrecer lo que amaron, ese ha podido nacer en España, pero no es español, ese no está en comunión con nosotros».

Tomás de Kempis y la caridad

Tomás de Kempis y la caridad

«¡Cuántos perecen en el mundo por su vana ciencia, que cuidaron poco del servicio de Dios! Y porque eligen ser más grandes que humildes, se desvanecen en sus pensamientos. Verdaderamente es grande el que tiene gran caridad».

Steven Radelet y un acto simple

Steven Radelet y un acto simple

«En 1976, Mao cambió por sí solo y de manera drástica la dirección de la pobreza global con un simple acto: murió».

Georges Bernanos y la redención

Georges Bernanos y la redención

«Mi profunda certeza es que la parte del mundo que todavía está abierta a la redención pertenece sólo a los niños, héroes y mártires».

«Pero pensad que las épocas de grandes tumultos se parecen a las epidemias de peste o de cólera. Hacen salir a la chusma como la lluvia a los caracoles…». (de ‘Diálogos de Carmelitas’)

Ludwig van Beethoven y la superioridad

Ludwig van Beethoven y la superioridad

«El único signo de superioridad que conozco es la bondad».

Juan Vallet de Goytisolo y las sociedades

Juan Vallet de Goytisolo y las sociedades

«Las sociedades pueden tener más, pueden vivir mejor, pero lo más importante para ellas es el hombre, es el ser y no el tener».

Shirley Jackson responde a Mrs. White

Less is More

Reloj de filosofía de vida