Filosofía de vida

«El entusiasmo es fácil, enardecidos por la lucha, cuando defendemos nuestra vida y nuestros hogares. En la quietud de la paz, ya es más difícil. ¡En pie de guerra siempre! ¡Malditos los que olvidan! ¡Ay de nosotros si dejamos perder lo que hemos ganado! No basta con haber sido heroicos frente a la muerte; hay que ser heroicos frente a la vida. No bastar con saber morir. ¡Hay que saber resucitar!».

Jacinto Benavente, Aves y pájaros (estrenada en el Teatro de la Comedia la noche del 25 de octubre de 1940)

Jacinto Benavente
Aves y pájaros de Jacinto Benavente

La risa

«Yo tengo la idea de que cuando un hombre ríe, la mayoría de las veces es una cosa que repugna contemplar. La risa manifiesta de ordinario en las personas un no sé qué de vulgar y de envilecedor, aunque el que ríe casi nunca sepa nada de la impresión que está produciendo. Lo ignora, lo mismo que se ignora por lo general la cara que se tiene durmiendo. Hay durmientes que cuyo rostro sigue pareciendo inteligente, y otros, inteligentes por lo demás, que, al dormirse, adquieren un rostro estúpido y hasta ridículo. Ignoro a qué se debe eso: quiero decir solamente que el reidor, como el durmiente, lo más ordinario es que no sepa nada de su rostro. Hay una multitud extraordinaria de hombres que no saben reír en absoluto. En realidad, no se trata de saber: es un don que no se adquiere. O bien, para adquirirlo, es preciso rehacer la propia educación, hacerse mejor y triunfar de sus malos instintos: entonces la risa de un hombre así podría muy probablemente mejorarse. Hay una gente a la que su risa traiciona: uno se da cuenta en seguida de lo que llevan en las entrañas. Incluso una risa indiscutiblemente inteligente es a veces repulsiva. La risa exige ante todo franqueza, pero ¿dónde encontrar franqueza entre los hombres? La risa exige bondad, y la gente ríe la mayoría de las veces malignamente. La risa franca y sin maldad, es la alegría: ¿dónde encontrar la alegría en nuestra época y dónde encontrar a la gente que sepa estar alegre? (…) La alegría de un hombre es su rasgo más revelador, juntamente con los pies y las manos. Hay caracteres que uno no llega a penetrar, pero un día ese hombre estalla en una risa bien franca, y he aquí de golpe todo su carácter desplegado delante de uno. Tan sólo las personas que gozan del desarrollo más elevado y más feliz pueden tener una alegría comunicativa, es decir, irresistible y buena. No quiero hablar del desarrollo intelectual, sino del carácter, del conjunto del hombre. Por eso si quieren ustedes estudiar a un hombre y conocer su alma, no presten atención a la forma que tenga de callarse, de hablar, de llorar, o a la forma en que se conmueva por las más nobles ideas. Miradlo más bien cuando ríe. Si ríe bien, es que es bueno. Y observad con atención todos los matices: hace falta por ejemplo que su risa no os parezca idiota en ningún caso, por alegre e ingenua que sea. En cuanto notéis el menor rasgo de estupidez en su risa, seguramente es que ese hombre es de espíritu limitado, aunque esté hormigueando de ideas. Si su risa no es idiota, pero el hombre, al reír, os ha parecido de pronto ridículo, aunque no sea más que un poquitín, sabed que ese hombre no posee el verdadero respeto de sí mismo o por lo menos no lo posee perfectamente. En fin, si esa risa, por comunicativa que sea, os parece sin embargo vulgar, sabed que ese hombre tiene una naturaleza vulgar, que todo lo que hayáis observado en él de noble y de elevado era o contrahecho y ficticio o tomado a préstamo inconscientemente, y de manera fatal tomará un mal camino más tarde, se ocupará de cosas “provechosas” y rechazará sin piedad sus ideas generosas como errores y tonterías de la juventud».

Thomas De Quincey (1785 – 1859)

«Si uno se las ve con bueyes todos los días, sus revenies de opio estarán repletas de bueyes, no tiene remedio».

«Mi manera de escribir es casi pensar en voz alta y seguir mis movimientos de humor, sin reparar en quién me está escuchando; si me detengo a reflexionar en lo que es propio decir a esta o aquella persona, pronto dudaré de que exista una parte de mi relato que con propiedad pueda contarse. Lo cierto es que me imagino que ya han pasado quince o veinte años y me hago a la idea de que escribo para quienes entonces se interesarán por mí».

«Si un hombre se deja tentar por un asesinato, poco después piensa que el robo no tiene importancia, y del robo pasa a la bebida y a no respetar los sábados, y de esto pasa a la negligencia de los modales y al abandono de sus deberes».

«La soledad, si bien puede ser silenciosa como la luz, es, al igual que la luz, uno de los más poderosos agentes, pues la soledad es esencial al hombre. Todos los hombres vienen a este mundo solos y solos lo abandonan».

Thomas De Quincey (1785 - 1859)

Foto | Erich Auerbach / Getty Images

«21 Odio y desprecio las fiestas religiosas que ustedes celebran; me disgustan sus reuniones solemnes.

22 No quiero los holocaustos que ofrecen en mi honor, ni sus ofrendas de cereales; no aceptaré los gordos becerros de sus sacrificios de reconciliación.

23 ¡Alejen de mí el ruido de sus cantos! ¡No quiero oír el sonido de sus arpas!

24 Pero que fluya como agua la justicia y la honradez como inagotable manantial».

del «Libro de Amós» (803 a.c.)

Profeta Amós

Mi mano derecha, mi mano izquierda…

Thích Nhất Hạnh

Equilibrio y Propósito

Equilibrio
Propósito

«Si puedes curar, cura. Si no puedes curar, alivia. Si no puedes aliviar, consuela. Y si no puedes consolar, acompaña».

Ciencia y Caridad de Pablo Picasso

ECO – EGO

ECO-EGO

«El deber de un artista, por lo que a mí respecta, es el de reflejar los tiempos».

Nina Simone

Utilizar el Crowdfunding para rescatar de lo privado lo que nunca debería haber dejado de ser público.

Playa de Awaroa (Nueva Zelanda)

Crowdfunding en la Playa de Awaroa (Nueva Zelanda)

«Pero hay algo que me preocupa: los jóvenes ya no tienen tiempo… de tener tiempo. Nunca la aceleración casi mecánica de las rutinas vitales ha sido tan fuerte como hoy. Y hay que tener tiempo para buscar tiempo. Y otra cosa: no hay que tener miedo al silencio. El miedo de los niños al silencio me da miedo. Solo el silencio nos enseña a encontrar en nosotros lo esencial».

Gerge Steiner

George Steiner

«Por desgracia, no hay atajos para una solución radical. En el corto plazo, sólo son posibles paliativos temporales y transitorios. Prevenir catástrofes similares requeriría llamados a repensar y reformar nuestra filosofía de vida y nuestro modo de convivir, de hecho, una especie de revolución cultural, y como ya se ha indicado, el cambio cultural toma tiempo y evade imperativos y gestión. Las raíces de las periódicas crisis económicas, así como la imposibilidad de controlarlos y evitarlas, se encuentran profundamente arraigadas en nuestro modo de ser: la concepción de un crecimiento económico sin fin como remedio universal a todos los males sociales, el hábito de buscar la felicidad a través de comprar (de saquear el mundo en lugar de contribuir al mismo), favorece la competencia sobre la solidaridad, la individualidad sobre el intercambio, y el imparable aumento de la tolerancia a la desigualdad social, que ha llegado a niveles tan altos que hace tiempo era inconcebible que esto ocurriera».

Zygmunt Bauman

Zygmunt Bauman

“Creo en el Dios de Spinoza que se revela en la armonía ordenada de lo que existe, no en un Dios que se preocupa en el destino y acciones de los seres humanos». Albert Einstein al ser preguntado si creía en Dios por el rabino Herbert Goldstein de la Sinagoga Institucional de Nueva York, el 24 de abril de 1921. “Einstein: The Life and Times, Ronald W. Clark”, Página 502.

“No creo en un Dios personal y no lo he negado nunca sino que lo he expresado claramente. Si hay algo en mí que pueda ser llamado religioso es la ilimitada admiración por la estructura del mundo, hasta donde nuestra ciencia puede revelarla”. Albert Einstein en “Albert Einstein: El lado humano”.

Albert Einstein

Organización social

Organización social

«En toda mi vida nunca he amado a ningún pueblo ni a ninguna colectividad: ni al pueblo alemán, ni al francés, ni al americano, ni a la clase obrera ni a nada semejante. Yo solo ‘amo’ a mis amigos y la única clase de amor que conozco y en la que creo es en el amor a las personas…”.

«El mal no es nunca ‘radical’, sólo es extremo, y carece de toda profundidad y de cualquier dimensión demoníaca. Puede crecer desmesuradamente y reducir todo el mundo a escombros precisamente porque se extiende como un hongo por la superficie».

«El perdón es la llave a la acción y libertad». (El perdón a los demás por todo aquello que los demás juzgan que les hemos hecho o no les hemos hecho y el perdón a uno mismo por lo que juzgamos nos hemos dejado nos hagan o no hemos dejado nos hagan, añado yo).

Hannah Arendt

Hanna Arendt

Aretha W. Robinson y Ray Charles

«No pidas caridad, no caigas en la autocompasión por el hecho de tu ceguera, desarrolla tu autosuficiencia». Aretha W. Robinson

Aretha William Robinson

Aretha William Robinson (huérfana a los 16 años, embarazada de su padre adoptivo), madre de Ray Charles (ciego -glaucoma no tratado por problemas económicos-, pobre -«Por debajo de nosotros sólo estaba el suelo, la tierra roja de Georgia»- y negro). Murió cuando Ray tenía 15 años.

Ray Charles: La música eran sus ojos

La Música es el inicio, la primera expresión de las matemáticas (anticipa la Ciencia).

El canon del cangrejo de Johann Sebastian Bach, película de Jos Leys

Nunca te compares (los engreídos lo hacen)

Cuando un joven músico preguntó a Mozart cómo proceder para componer una sinfonía, éste le contestó que, dada su juventud, comenzara por escribir una canción. El joven alegó que el maestro de Salzburgo ya componía sinfonías con solo diez años, a lo que Mozart contestó: «Así es, pero nunca pregunté a nadie cómo hacerlo».

Wolfgang Amadeus Mozart

John Forbes Nash

“Caballeros, debo recordarles que mis probabilidades de éxito aumentan en cada nuevo intento…”

“Lo que distingue lo real de lo irreal está en el corazón”.

John Forbes Nash y el éxito

Tim Ferris y los promedios

Tim Ferriss

No puedes cambiar a las personas pero si puedes cambiar tus personas.

Agatha Christie y el secreto de permanecer

“El secreto de permanecer siempre vigente es comenzar a cada momento”.

«El amor es más fuerte que la felicidad» (dicho por uno de sus personajes).

«Cuide a los vivos… pagan las facturas y dan mejor conversación» (dicho por uno de sus personajes).

Agatha Christie

Agatha Christie - Filosofía de vida

Friedrich Schiller

Su norma era: «Vive y deja vivir».

Friedrich von Schiller

Ray Bradbury y el amor

«Ama lo que haces y haz lo que amas. No escuches a nadie mas que te diga que no lo hagas. Haz lo que quieras, lo que ames. La imaginación debe ser el centro de tu vida». Ray Bradbury.

El racimo de uvas

Leyenda "El racimo de uvas"

Pablo de Tarso

Pablo de Tarso

«Me he hecho débil con los débiles, para ganar a los débiles; me he hecho todo a todos para salvar a toda costa a algunos». Corintios 9:22.

Carta de Albert Einstein

Albert Einstein, en una carta que envía a Alzer, un estudiante de 23 años que encontró un error en una de las fórmulas que Einstein había defendido durante varios años, le pide disculpas, reconociendo hasta tres veces que él estaba equivocado.

Carta de Albert Einstein

El ala Oeste de la Casablanca

Enseñando que lo que desmonta las interpretaciones interesadas es el buen uso de la COHERENCIA

Grant Snider y su filosofía cotidiana

Grant Snider ha estado publicando cómics fondo en línea desde 2009. Ha hecho cómics sobre la literatura, la poesía, el arte, el diseño, la paternidad y la vida creativa. Quiere dibujar cómics sobre muchas, muchas cosas más.

«Escribir y dibujar tebeos en el fondo es un poco como empujar un tapir hasta una colina cada semana (de hecho, he utilizado esta metáfora aquí). Algunas semanas es fácil. Algunas semanas es casi imposible. Casi todas las semanas, el proceso es emocionante e inesperado. Y no importa lo que pase, la próxima semana está el tapir en la parte inferior de la colina, a la espera».

Fuente | Patreon

Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante
Grant Snider, dibujante

El perdón es señal de fuerza

Este es un resumen de una entrevista hecha por Paul Ekman al Dalai Lama, sobre el tema del perdón y el enojo (la entrevista completa puede verse en el libro «Sabiduría Emocional» publicado por Kairós).

«Ekman: Ahora, si yo tengo elección pero si actúo en una forma que dañe a otros, ¿porqué me perdonarías por hacer eso? Podría haber elegido no hacer daño.

Dalai Lama: Voy a decirte que, si mantienes ese tipo de rencor vas a obtener mucho más sufrimiento. Si das el perdón, entonces te sentís más aliviado.

Ekman: Oh. Así que es bueno para ti.

Dalai Lama: ¡Sí!

Ekman: Es bueno para la persona que perdona, pero eso ¿no remueve la responsabilidad…?

Dalai Lama: No, no, por ejemplo. Nosotros mentalmente le dimos el perdón a los Chinos. Eso significa que tratamos de no mantener

Dalai Lama y Paul Ekman

sentimientos negativos en contra suyo por causa de sus acciones. Pero eso no significa que aceptemos lo que hicieron. Perdonar no significa olvidar lo que han hecho. Sino no mantener sentimientos negativos contra ellos. Por eso, en lo que concierne a sus actos, a veces tienes que usar la inteligencia. Tienes que tomar medidas al respecto, pero sin los sentimientos negativos.

Ekman: Entonces, quien quiera que sea el que actúe en una forma dañina, y que tuvo la libertad de elegir si actuar o no de ese modo… tu lo perdonas pero ¿también condenas sus acciones?

Dalai Lama: Oh, si. Si tu eres honesto entonces debe haber una crítica.

Ekman: Esto, creo, es lo que en occidente se malentiende sobre la visión del budismo. Se cree que perdonar significa que no los vas a hacer responsables por haber actuado mal. Pero si no los hacés responsables, ¿cómo van a aprender y cambiar?

Dalai Lama: Correcto. Generalmente yo hago la distinción «después de la acción». Hasta donde concierne la acción en sí misma, tienes que oponerte. Tienes que pararla, tratar de que ese comportamiento dañino pare. Incluso usar un método un poco duro. Pero en lo que concierne al actor (la persona que realizó la acción) no tienes que desarrollar sentimientos negativos y mantener una actitud más compasiva. Cuando cometo un error, te hago algo a ti, luego tengo que disculparme, decir «lo siento». En ese momento yo hago una distinción. Ahora siento que esa acción estuvo mal. Reconozco que esa acción está mal (y no la sigo haciendo). Así que me disculpo. En ese momento hago una distinción entre mi acción previa y yo mismo.

Ekman: Si acepto tus disculpas, entonces estoy reconociendo que tú y tus acciones no son idénticos ni la misma cosa. Y esto nos lleva al corazón del enojo. Porque cuando escribiste sobre esto dijiste que usabas fuerza para parar la acción y compasión para el actor.

Dalai Lama: Sí.

Ekman: Eso, creo, es la descripción del enojo constructivo. Significa que si aceptamos tu forma de verlo, tenemos que decir que el enojo puede ser constructivo.

Dalai Lama: Si. El enojo contra la acción. No contra la persona.

Ekman: No trata de herir a la persona. Pero detiene la acción.

Dalai Lama: Hacia la persona, el actor: compasión. Hacia la acción: enojo.

Ekman: Incluso desde un punto de vista práctico… dejemos de lado todo lo demás, ellos nunca cambiarían si tratas de hacerles daño. Sólo si tienes compasión por ellos, detendrán sus acciones…»

Dalai Lama

«Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar».

«La tolerancia y la paciencia son mucho más profundas y efectivas que la mera indiferencia».

«A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad».

«Se dice que nuestro enemigo es nuestro mejor maestro. Al estar con un maestro, podemos aprender la importancia de la paciencia, el control y la tolerancia, pero no tenemos oportunidad real de practicarla. La verdadera práctica surge al encontrarnos con un enemigo».

«Solo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el dia ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir».

«Quien se transforma, transforma el mundo».

«Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciaremos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal».

«(…) mientras que si somos orgullosos, seremos presa de los celos y la ira y veremos con desprecio a los demás y así lo único que lograremos es que reine la infelicidad».

Shirley Jackson responde a Mrs. White

Less is More

Reloj de filosofía de vida