“Los hombres que comienzan por luchar contra la Iglesia por el bien de la libertad y la humanidad terminan arrojando la libertad y la humanidad con tal de poder luchar contra la Iglesia”.

«Todo acto de voluntad es un acto de autolimitación. Desear la acción es desear la limitación. En ese sentido, todo acto es un acto de autosacrificio. Cuando eliges cualquier cosa, rechazas todo lo demás…Cada acto es una selección y una exclusión irrevocables».

«No será necesario que nadie vuelva a luchar contra la propuesta de una censura de la prensa. No necesitamos una censura de la prensa. Ya tenemos una censura por parte de la prensa».

«Todas las guerras surgen del amor o la lujuria: el hombre bueno ama a su país, o el hombre malo codicia el país de otro».

«No tardará en proclamarse una nueva religión que, a la vez que exalte la lujuria, prohíba la fecundidad con su trinidad exultante de anticoncepción, sodomía y aborto».

“Mientras los medievales invocaban algo por encima de la razón, que es la fe; los modernos invocan algo por debajo de la razón, que es el subconsciente, o el instinto de rebaño, o la libido”.