Hay en tu lánguida belleza
Promesas de un sexo desfallecido
Y un consuelo en el consuelo de tu voz que busca consuelo
Donde plenilunios leves escoltan tristes miradas
Que como armaduras fugaces
Te cobijan

 

de El libro de las tentativas
(otros poemas de El libro de las tentativas)

Hay en tu lánguida belleza de El libro de las tentativas