Hay hombres que trabajan Viñeta filosófica nº 41 de David Pérez Pol