Ironman de Stan Lee, 1963
Ironman de Stan Lee, 1963

Tony Stark debutó y se convirtió en Iron Man en Tales of Suspense Nº 39 (con fecha de portada de marzo de 1963). Por aquél entonces en universo de superhéroes de la editorial Marvel Cómics acababa de nacer, y meses antes ya habían visto la luz los primeros cómics de Los 4 Fantásticos, Hulk o Spider-Man. En los creditos figuran Stan Lee y Larry Leiber como creadores de la historia y Don Heck como dibujante, aunque la creación gráfica del personaje había corrido a cargo de Jack Kirby.

Tony Stark es un inventor, playboy y exitoso empresario que, entre otras cosas, fabrica armas para el ejército de los Estados Unidos. En un viaje a Vietnam es secuestrado por el señor de la guerra comunista Wong Chu, y además su corazón sufre severas heridas durante el proceso. Le quedan unos días de vida en los que Wong Chu le obliga a fabricar un arma para él. Stark desarrolla así la primera armadura de Iron Man, con la que derrota a comunista. Además, el corazón artificial de su coraza es capaz de mantenerle con vida.

Esta historia se ha modificado en varias ocasiones, adaptándola a los tiempos posteriores a la Guerra Fría. El origen admitido en la continuidad Marvel actual, narrado en la saga Extremis (de la que hablamos más abajo), sustituye Vietnam por Afganistán y a los comunistas por Al Qaeda.

Ironman de Stan Lee, 1963