Johan Huizinga y las mayorías
«La creencia de que lo que es malo puede convertirse en bueno si simplemente un número suficiente de gente así lo quiere, es una de las aberraciones más aterradoras de nuestra época».