“Si hubiera seguido todas las reglas, no hubiera llegado a ninguna parte”.

“¡Los enemigos son tan estimulantes!”.

“Sin disciplina, no hay vida en absoluto”.

“La vida es dura, después de todo, te mata”.

“Amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir, sólo con lo que esperas dar; es decir, todo”.

“Los premios no son nada. Mi premio es mi trabajo”.

“Yo soy atea y eso es todo. Creo que no hay nada que podamos saber excepto que debemos ser amables con los demás y hacer lo que podamos por otras personas”.

 

Katharine Hepburn