Ludwig van Beethoven y la superioridad

«El único signo de superioridad que conozco es la bondad».

«Cuando escribía este fragmento, era plenamente consciente de haber sido inspirado por Dios Todopoderoso».