Las primeras investigaciones sobre este tema fueron elaboradas por las Universidades de Montreal y Ottawa, que analizaron 502 documentos en los que se comprobaba que Teresa de Calcuta no habría tenido una orden caritativa.

Posteriormente, en el 2003, Christopher Hitchens, periodista británico, publicó el artículo titulado “La fanática y fraudulenta Madre Teresa”, en el que expuso todas las críticas y denuncias contra quien será la nueva santa de la Iglesia.

“Creo que fue Macaulay quien dijo que la Iglesia Católica merecía gran crédito -y le debía su longevidad- a su capacidad para manejar y contener el fanatismo. Este halago bastante torcido pertenece en realidad a una época más seria. Lo que resulta más chocante sobre la “beatificación” de la mujer que se hizo llamar a sí misma “Madre” Teresa es la abyecta rendición por parte de la Iglesia a las fuerzas del espectáculo, la superstición y el populismo”.
– Christopher Hitchens.

Así inicia el artículo de Hitchens quien, líneas adelante, criticó que el Papa Juan Pablo II la haya nominado como beata apenas un año después de su muerte, pese a que lo general es que tome cinco.

“El papa Juan Pablo II nominó a la Madre Teresa apenas un año después de su muerte, en 1997. Hasta hace un tiempo, existía también un procedimiento que incluía el escrutinio de un advocatus diaboli o “abogado del diablo”, que sometía a prueba cualquier afirmación de hechos extraordinarios. El Papa terminó con esta práctica y consagró a más santos instantáneos que todos sus predecesores juntos hasta el siglo XVI”.
​- Christopher Hitchens.

Respecto del milagro que se le atribuye… ¿qué podemos decir?De seguro cualquier católico que se respete se crispa de vergüenza ante la obviedad de esta farsa: Una mujer bengalí llamada Monica Besra aseguró que un rayo de luz salió desde una foto de la Madre “Teresa que tenía en su hogar y la curó de un tumor canceroso”, relata el autor británico.

“Sucede que su médico, el doctor Ranjan Mustafi, asegura que en primer lugar la mujer nunca tuvo un tumor canceroso sino un quiste, y que éste fue curado gracias a los medicamentos que se le prescribieron. ¿Fue entrevistado el médico por los investigadores del Vaticano? No”, continuó.

Además, afirma que la Madre Teresa de Calcuta era una “fanática fundamentalista y ultra reaccionaria”.

“De hecho, a los creyentes se les anima a repudiar el aborto, pero no se les exigen afirmaciones como que el aborto es “la gran fuerza destructora de la paz”, como la Madre Teresa aseguró fantásticamente a una audiencia idiotizada mientras recibía el Premio Nobel de la Paz”.
– Christopher Hitchens.

“Esto nos trae el recuerdo de la corrupción medieval de la Iglesia, que vendía indulgencias a los ricos mientras predicaba la abstención y los castigos del infiero para los pobres. La Madre Teresa no era amiga de los pobres: era amiga de la pobreza, afirmando que el sufrimiento era un regalo de Dios. Pasó su vida entera oponiéndose a la única cura conocida para la pobreza: el empoderamiento y emancipación de la mujer de un rol restringido únicamente a asegurar la reproducción”.

En el artículo, Hitchens afirma que quien será nueva santa de la Iglesia habría recibido dinero mal habido de personas involucradas con escándalos de corrupción.

“Mucha más gente está pobre y enferma debido a la vida de la Madre Teresa. Aún más lo estarán si se sigue su ejemplo. Ella fue una fanática, una fundamentalista y un fraude. Y una Iglesia que oficialmente protege a aquellos que abusan de los inocentes nos ha dado otra clara señal de dónde prefiere ubicarse cuando se trata de cuestionamientos éticos y morales”.
​- Christopher Hitchens.

Hell’s Angel: Madre Teresa de Christopher Hitchens, 1994

Hell’s Angel: Madre Teresa de Christopher Hitchens, 1994