Mark Twain y el engaño

“Es más fácil engañar a la gente que convencerla de que han sido engañados”.

«Cuando yo tenía 14 años, mi padre era tan ignorante que no soportaba tenerlo cerca. Pero cuando llegué a los 21, me sorprendió lo mucho que él había aprendido en 7 años».