Nada es más peligroso que una idea Viñeta filosófica nº 15