Pedro Calderón de la Barca y la honra
«Que soy noble por cinco o seis mil reales; y esto es dinero y no es honra; que honra no la compra nadie».