Peter Driben, Usa, 1903-1968

Peter Driben, junto con Alberto Vargas o Gil Elvgren, fue uno de los mejores, o incluso el mejor, tal y como se afirma en muchas webs. Las chicas traviesas «naughty girls» de Peter Driben, o «pin-ups», como popularmente se conocen, causaron sensación en los años cuarenta y cincuenta, y no había ni una sola snappy, spicy, o girlie pulp magazine de prestigio, que no luciese orgullosa las obras del autor, portadas que eran habituales en revistas como Beauty Parade, Eyeful, Titter, Wink, Whisper o Flirt, entre otras.

Peter Driben (1903-1968) fue un dibujante / ilustrador, o mejor dicho un artista pin up, nació en Boston (Massachusetts, EEUU), y fue el mayor de siete hermanos. Su infancia no fue sencilla; vivía compartiendo domicilio con la familia del hermano de su padre, rusos judíos que huyeron del país, emigrando a los Estados Unidos en 1895. El padre de Driben trabajaba como empleado en la zapatería de su hermano, pero las cosas pronto dejaron de ir bien. La zapatería cerró en 1920, y el padre de Driben se vio obligado a vender chatarra por las calles. A causa de esto, y para ayudar a la economía familiar, Peter dejó la escuela y se puso a trabajar en la imprenta de un periódico local, cargando papel; un periódico que pronto comenzó a publicar algunos de sus dibujos. Motivado, continuó los estudios en horario nocturno en la escuela de arte de Boston «Vaesper George Art School», hasta el año 1924, trasladándose al año siguiente a París (Francia), donde se matriculó en la Universidad de La Sorbona.

Su talento era inequívoco, al igual que su vocación, y su primera pin-up tuvo la oportunidad de salir a la luz protagonizando la portada de la revista Tattle Tales, en octubre de 1934, publicada por Harry Donenfeld. Un año más tarde ya estaba dibujando para las revistas «girlie pulps» más importantes de los Estados Unidos, tales como Snappy, Pep, New York Nights, French Night Life o Caprice. En 1936, ya en la cresta de la ola, trasladó su residencia a Nueva York, donde alquiló un apartamento que además hizo las veces de estudio de arte (346 East 52nd Street). A finales de los años treinta el progreso de su carrera era ya meteórico, pero sobre todo inmensamente productivo. Todas las revistas se rifaban sus portadas, Silk Stocking Stories, Gay Book, Movie Merry-Go-Roundand o Screen Fun, eran algunas de ellas.

La literatura pulp debe su éxito no solo a sus escritores, sino también a sus dibujantes y, como no, la visión de negocio de sus editores. Cada género tenía sus nombre propios, y si las shudder pulps tenían a ilustradores como Margaret Brundage o Norman Saunders, o las Sci-Fi pulps tenían a Frank R. Paul, las Girlie Magazines, tenían a estrellas como Peter Driben, cuya capacidad artística no se limitaba únicamente a dibujar portadas, sino que también pronto destaco en sectores tan diversos como la publicidad o el cine, pues los estudios cinematográficos de Hollywood solían encargarle carteles para películas. El más sonado de todos probablemente sea su trabajo para El Halcón Maltés (Humphrey Bogart).

Pero, ¿qué son en realidad las girlie pulps? Ni más ni menos que la versión masculina de las Romance Pulps: Romance Pulps. Romanticismo en papel barato. Sin el drama y el pasteleo de estas últimas, historias de amor dirigidas inequívocamente al público femenino, las girlie pulps eran revistas cuyos relatos se centraban más en la conquista, el flirteo, y las aventuras de todo tipo, preferentemente exóticas y picantes. No eran en modo alguno revistas de sexo explícito, ni tan siquiera eróticas.

Dada su amistad con el publicista y magnate de la industria pin-up Robert Harrison, éste le contrató para su revista Beauty Parade en 1941. A partir de entonces Peter Driben continuaría dibujando portadas para todas las revistas que pertenecían al grupo editorial de Harrison, tales como Eyeful, Titter, Wink, Whisper y Flirt. De una forma o de otra, en un solo mes se podían encontrar 6 o 7 portadas distintas de Driben en el quiosco de la esquina. Todo un crack. Y hasta puede que incluso se atreviese el mismo a pintar el morro de algún avión:¿Qué es el Nose Art? Chicas Pin Up de altos vuelos. Ese mismo año Driben contrajo matrimonio con… ¿una de sus pin-ups?, no, ya le gustaría; bromas aparte, lo hizo con una compañera de profesión, la artista, actriz y poeta Louise Kirby, justo antes de trabajar para Harrison.

Durante la II Guerra Mundial logró una importante notoriedad gracias al dibujo que realizó describiendo la iza de la bandera americana por los soldados en Iwo Jima. Al terminar la guerra, en el año 1944, le ofrecieron algo inusual para un artista pin-up, ser el director de arte del periódico New York Sun, cargo que desempeñó hasta 1946. Los últimos años de su vida los pasó junto a su mujer en Miami, dejando a un lado para siempre sus chicas traviesas, dedicándose en su lugar a la pintura artística y los retratos.

El 14 de marzo de 1963 abrió una galería de arte en Florida (The Peter Driben Studio Gallery; at 222 Sunrise Avenue in Palm Beach, Fl), para mostrar su obra. Finalmente, a la edad de 65 años, Driben falleció en Dade County, septiembre de 1968.

Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968
Peter Driben, Usa, 1903-1968