Quentin Tarantino

Quentin Tarantino (Knoxville, Tennessee, 27 de marzo de 1963) es el típico farsante habilidoso, por eso su cine es un engaño, una farsa, una mala imitación, un intento de hacer pasar por realidad la bidimensionalidad de un trampantojo.

Tiene ingenio pero al carecer de inteligencia cuando copia cree que es original. No se hace pasar por, cree ser.

Su cine es un pastiche, un cortar y pegar el material de películas serie B de un video-club así como la devaluación de lo mejor del cine japonés y de los comics, todo aderezado con una banda sonora repleta de canciones memorables (recordemos que las canciones ya estaban ahí).

Como no tiene nada que decir se refugia en la planificación pormenorizada de la violencia gratuita, a la que denomina retrato social, de ahí su inmenso malestar cuando le recuerdan la vacuidad de la violencia de su cine, ya que presiente descubren la vacuidad de su pensamiento.