San Bernardo de Claraval

«La carne tienta con dulzuras, el mundo con vanidades, el demonio con amarguras».

«Debemos amar a Dios porque Él es Dios, y la medida de nuestro amor debe ser amarlo sin medida».

«Al conocer lo que Dios nos ha dado, encontraremos muchísimas cosas por las que dar gracias continuamente».

“¿Qué es la avaricia? Un continuo vivir en la pobreza por temor a ser pobre”.

«La novedad es madre de la temeridad, hermana de la superstición e hija de la ligereza».

«La culpa no está en el sentimiento, sino el el consentimiento».

«El desconocimiento propio genera soberbia; pero el desconocimiento de Dios genera desesperación».

«La muerte os espera en todas partes; pero, si sois prudentes, en todas partes la esperáis vosotros».