Scandal, serie de televisión basada en la lamentable y obscena realidad de la administración de George H.W. Bush, es un lamentable y obsceno esfuerzo de un equipo de egoístas profesionales (Olivia Pope & Associates) por “tapar” las miserias de los egoístas más poderosos, aquellos que ostentan el poder político. Gestión de crisis le llaman los muy cínicos a ocultar sus trapicheos.