“Si Satanás pudiera amar, dejaría de ser malvado”. Teresa de Cepeda y Ahumada.

Lo que me lleva a considerar que para Santa Teresa existen dos clases de personas, las que pueden y las que no pueden amar. No dice si “supiera amar”, en cuyo caso si aprendiera “podría amar”.