Síndrome de Estocolmo, poesía visual