Soren Kierkegaard

«La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más».

«La angustia es el vértigo de la libertad».

«Toma consejo de tu enemigo».

«La mayoría de los hombres persiguen el placer con tal apresuramiento que, en su prisa, lo pasan de largo».

«La gente exige la libertad de expresión como una compensación por la libertad de pensamiento, que rara vez utilizan».

«¡Qué irónico es que precisamente por medio del lenguaje un hombre pueda degradarse por debajo de lo que no tiene lenguaje!».

«Es un deber del conocimiento humano comprender que existen y cuáles son las cosas que no puede entender».

«Nuestra vida siempre es la expresión de nuestros pensamientos dominantes».

«El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza».

«Lo que me hace grande no es lo que me sucede, sino lo que hago con ello».

«Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud».

«El ser humano es una síntesis de lo temporal y lo eterno, de lo finito y lo infinito».

«Gritarle al mundo nuestra infelicidad es más fácil que golpearse el pecho y gemir sobre uno mismo».

Resumen
Soren Kierkegaard
Título del artículo
Soren Kierkegaard
Descripción
"La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más". "La angustia es el vértigo de la libertad".
Acerca de
Publicado por
Ersilias
>>>>>>>>