Stefan Zweig y las estafas

«Para una estafa de gran magnitud siempre son indispensables dos elementos: un gran estafador y un gran bobo» (del libro «María Antonieta»).