Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938
Stella Stevens, Yazoo City, Misisipi, 1938

Stella Stevens, una de las rubias más imponentes del Hollywood de los años 60. Bautizada como Estelle Eggleston, Stella Stevens nació el 1 de octubre de 1936 en Yazoo City, Mississippi (Estados Unidos). En su adolescencia se independizó de su familia al casarse a la temprana edad de 15 años con un electricista llamado Noble Herman Stephens. Dos años después se divorciaría tras tener en el año 1955 a su hijo Andrew.

Cuando cursaba estudios universitarios de Medicina (que posteriormente abandonó), Stella comenzó a trabajar como modelo con el objetivo de entrar en la industria cinematográfica.

A finales de los años 50 su figura lució en varias revistas, entre ellas la conocida Playboy, publicación para la que posó desnuda, siendo elegida Playmate del año en 1960.

Tras contactar con un representante de Hollywood en su estado natal que quedó prendado de su belleza, Stella se mudó a California para debutar en el cine de la mano de Frank Tashlin y su película “Dí Uno Por Mí” (1959), un musical interpretado por Bing Crosby y Debbie Reynolds. Este fue el comienzo de una irregular carrera que continuó hasta los años 90.

La popularidad de la sexy Stella se afirmó con la comedia musical “Li’l Abner” (1959), poco antes de su salida en el poster central de “Playboy” lo que ya la elevó a figura de culto entre la población masculina.

En los años 60 brilló en películas como “Chicas, Chicas, Chicas” (1962), al lado de Elvis Presley, “Too Late Blues” (1962), film dirigido y escrito por John Cassavettes, “El Noviazgo Del Padre Eddie” (1963), comedia con el co-protagonismo de Glenn Ford y dirección de Vincente Minnelli, “El Profesor Chiflado” (1963), película con Jerry Lewis realizando una variante del clásico Jekyll y Hyde de Robert Louis Stevenson, “La Furia De Los Cobardes” (1964), western en tono de comedia que le volvió a emparejar con Glenn Ford, “Synanon” (1965), drama sobre adicciones dirigido por Richard Quine, o “Los Silenciadores” (1966), film de Phil Karlson en un vehículo para Dean Martin y su sosias de James Bond llamado Matt Helm.

También Stella encontró el éxito en el mundo de la pequeña pantalla, en especial participando en la teleserie “Hospital General”.

Los años 70 comenzaron de forma espléndida para la actriz de Mississippi al aparecer en una gran película de Sam Peckinpah al lado de Jason Robards llamada “La Balada De Cable Hogue” (1970). Parecía que el talento interpretativo de Stella iba a comenzar a valorarse con esta actuación pero al final no fue así, apareciendo en toda la década en películas de mediana calidad y de poco éxito. Sus títulos más destacables en este período son “La Aventura Del Poseidón” (1972) de Ronald Neame, la película blaxploitation “Slaughter” (1972) de Jack Starrett y “Nickelodeon” (1976), film de Peter Bogdanovich rodado en una década que vio incrementada su popularidad televisiva.