sus besos son
prisioneros
de la obviedad

un deseo turbio y soñado
descompuesto
en dispersas secuelas llenas de rutina

sus ensoñaciones son
los arietes de una inquietud
que se precipita
y dispone de ella

cuando la encuentro
yace imbuida por el fervor
-hasta la insensatez-
de una vida razonable

 

de El libro de las tentativas
(otros poemas de El libro de las tentativas)

sus besos son de El libro de las tentativas