El sherpa murió en la montaña y en contra de lo que todos creyeron eso no le hizo más feliz. Era un trabajo una forma honrada de ganarse la vida no de morir.   de Programa de mano (otros poemas de Programa de mano)
Tenzing Norgay de Programa de mano