Uno debería mirarse Viñeta filosófica nº 28